Cuando una red social no se actualiza

Parece que las “Redes sociales” son un término nuevo; sin embargo su origen podría remontarse a 1995. Entonces, surgió “classmates.com”, una red social destinada a conectar y recuperar antiguos compañeros del colegio, del instituto o universidad.

Desde aquel momento, han ido apareciendo numerosas webs para reunir a tu grupo de amigos, o gente con las mismas afinidades que tú.

¿Por qué sin embargo seguimos asociando las redes sociales a algo nuevo? Posíblemente por su capacidad de renovarse y actualizarse.

Pero no todas las “comunidades virtuales” han sabido modernizarse para seguir manteniendo el interés de sus usuarios.

Analizamos el caso de varias redes sociales que tras su gran momento de expansión, quedaron estancadas y no supieron encontrar la clave para seguir creciendo.

Keteke: el primer intento de Movistar por tener su propia red social con la que competir contra Facebook y Tuenti. Aspiraba de hecho llegar a un público intermedio, puesto que aparentemente había una generación a medio camino entre los adolescentes de Tuenti y los post-universitarios de Facebook en busca de su “espacio social en internet”.

Pocos después de su lanzamiento y ante el estrepitoso fracaso conseguido pese a una fuerte campaña de publicidad que incluso trajo a Paris Hilton a nuestro país; Keteke se recicló en un portal de “Noticias para jóvenes” que finalmente acabaría siendo sencillamente la sección “Movistar Joven” de la teleoperadora.

En un último movimiento, Movistar optó por la estrategia que mejores resultados puede dar contra el enemigo: comprarlo.

Así, en 2010 Telefónica compra Tuenti por 70 millones de euros, haciéndose así con la mayor red social española en internet.

Keteke: ¿que te qué?


Orkut:
si hablamos de un gigante en busca de su red social, lógicamente tenemos que hablar de Google. Ni siquiera su último intento, Google + ha conseguido desbancar a Facebook ni Twitter, pese a tener el respaldo de parte de la comunidad Android.

Antes, lo intentaron con Google Wave, la herramienta que cambiaría la forma de comunicarse y colaborar online, cerrada en abril de 2012.

Tampoco consiguió cambiar nuestra vida “Google Buzz”, una especie de “Twitter” unido a tu cuenta de GMail que utilizaríamos para compartir información.

La lista de productos fallidos de Google nos haría recordar aplicaciones como Google Video (eliminada tras la compra de Youtube); Knol (que desbancaría a Wikipedia como gran biblioteca del conocimiento online) o Jaiku (posiblemente la única red de microblogging que consiguió hacer sombra a Twitter, adquirido por Google en 2007 y borrado del mapa a comienzos de 2012)

Al cierre de Google Buzz, en su propio blog Google anunciaba que:

“Aspiramos a construir grandes productos que realmente cambie la vida de la gente, productos que se utilizan dos o tres veces al día.”

Sin embargo, Orkut, la red que ahora nos ocupa, no ha sido cerrada. Tras su lanzamiento “mundial” en 2004, no cuajó en salvo (inexplicablemente) en Brasil, que supone casi el 50% de sus visitas e India, el otro 40%.

Sin embargo, trae de cabeza a Google por las numerosas denuncias por sus contenidos de tono racista, pedófilo u homófobo que han expuesto al gigante estadounidense de internet a multas millonarias que hacen cuestionarnos si tampoco Orkut es una red social rentable para Google.

Algunas de las redes sociales de google que NO cambiaron nuestra vida.


MSN Messenger: Creado en 1999. Durante años, la aplicación de mensajería instantánea de Microsoft fué la Reina de las comunicaciones en internet. De igual forma que ahora no concebiríamos la vida sin Whatsapp, parecía que nunca existiría internet sin el “Messenger”. Al estar asociado desde sus orígenes al portal MSN, todos nos creamos aquel correo @hotmail.com que nos perseguiría por el resto de nuestra vida.

En 2006 los servicios de chat habían quedado bastante obsoletos y Microsoft le da un giro completo creando así “Windows Live Messenger”; una desastrosa mezcla de otras redes sociales emergentes en aquel momento como Myspace o Facebook. Actualizaciones de estado, últimas fotos usadas como foto de perfil, publicidad…

Lo peor de todo, y que provocó la escapada en bandada de los usuarios, es que todos estos servicios se instalaban “por defecto” a cualquier usuario de Hotmail, llenando de contenido “automático” una red social ficticia formada por los usuarios medio-bajos de internet  que desconocen cómo dejar de formar parte de este experimento fallido.

En la actualidad, el chat de Facebook o incluso Skype (comprado por Facebook, por cierto) han desbancado a Messenger en su principal función como chat social, e incluso el propio correo Hotmail está devaluado a favor de otros servicios gratuitos de E-Mail mas serios como GMail.

Fotolog: Una de tantos servicios de bitácoras fotográficas consiguió despuntar del resto llegando a tener en 2006 más de 5 millones de miembros y a recaudar 4 millones de dólares en aumento de capital. Su mecánica era sencilla: una comunidad de usuarios que compartirían diariamente una foto que podría ser comentada por los demás usuarios.

En 2007 fué comprado por 90 millones de dólares. Comenzaría un proceso de “renovación” que no convenció a su fiel comunidad fotologuera por los múltiples fallos que provocaba. Además, la publicidad era cada vez mayor y se incorporaron servicios premium como los “Usuarios Gold” con privilegios poco bien vistos entre la comunidad.

El asentamiento de Facebook en nuestro país, que compartía con Fotolog funciones de archivo fotográfico, unido a la evolución de muchos “fotologueros” a “videoblogueros”, y el asentamiento de redes sociales de fotografía profesional como Picasa y Flickr, fue provocando la desertización de esta red social.

Eskup / Nettby:  Ambas son / fueron redes sociales promovidas por un gran medio de comunicación.

En el caso de Eskup, está promovido desde 2010 por El País, y el proyecto aspira a convertirse en un motor de información en tiempo real siguiendo el modelo de Twitter pero con 280 caracteres. Basado en otro proyecto cerrado anteriormente llamado “Utoi“, sus valores diferenciadores eran, a parte de la posibilidad de escribir un texto mayor, el incluir fotos y videos, (algo que no tardaría Twitter en incorporar) y la integración con el portal digital de ElPais.com.

En la actualidad, la web de El País sigue “impregnada” de botones para compartir en “Eskup” y ver los perfiles de los periodistas que forman el portal. Sobre el éxito o fracaso de esta red social, simplemente habría que preguntarse cuántas veces hemos oido hablar de ella fuera de elpais.com

Por su parte, Nettby fué el intento del periódico 20minutos de crear una red social con la que poner en contacto a gente conlos mismos gustos y aficiones a través de grupos temáticos, subir y etiquetar tus fotos, crear eventos, chatear, o usarlo como blog. En definitiva, ninguna funcionalidad nueva. Hasta 54.000 usuarios llegaron a registrarse, posiblemente por la gran campaña publicitaria en los periódicos, en cuyas noticias incluso se nombraba “Nettby” cada vez que se hablaba de redes sociales, a la altura de Facebook y Twitter. En 2010, se anuncia la desaparición de Nettby, y en la actualidad a penas hay rastro de este experimento que, suponemos, sobre el papel, debió parecer una maravillosa idea.

 

 

Ping: la compañía californiana Apple también ha tenido sus fracasos intentando tener su propia red social. Es el caso de Ping, la red social musical que complementaría iTunes otorgándole funciones sociales de Myspace, Last Fm  o Facebook. Recientemente Tim Cook, dijo sobre esta aplicación “Hemos probado Ping y creo que los consumidores han votado y se han pronunciado. Esto no es algo en lo que quiera poner mucha energía”.

La intención de Ping era ser el enésimo lugar en el que seguir a nuestros amigos, mezclado con nuestros artistas favoritos, todo ello con funciones de Last Fm o el actual Spotify Social como ver qué música escuchan.

Myspace:
Posíblemente el más llamativo caso de red social anclada para siempre en un momento del tiempo. Myspace surge con la pretensión de ofrecer a los usuarios de la recién estrenada “Web 2.0”  su espacio en internet. Así, podrían emplear una serie de funciones para personalizar una página, subiendo sus fotos, textos… De forma espontánea la red social acaba teniendo connotaciones musicales, convirtiéndose en el lugar de referencia para seguir las novedades de los artistas.

Esta transformación culmina en 2008 con el lanzamiento de MySpace Music, su propia tienda de música online.

A partir de aquel momento MySpace dejaría de “ir a más”. No podríamos enumerar las claves del fracaso de MySpace, de igual forma que no podrías dar la receta para crear una red social con un éxito similar a ésta. Quizá la excesiva “personalización” de los perfiles (aspecto criticado por muchos en Facebook, ansiosos de poner sus fondos de colores) acabó convirtiendo los perfiles en una caja sorpresa en la que tan pronto empezaba a reproducirse una música automáticamente, o caían copos de nieve en HTML sobre la página.

Sea como fuere, en junio del año pasado, Rupert Murdoch se deshizo de ella por 26,4 millones de euros (la compró por 437,5 millones en 2005) admitiendo en su Twitter que “hemos metido la pata de todas las formas posibles, hemos aprendido un gran número de lecciones caras”. Entonces vendría una renovación completa para intentar sobrevivir. Quizá la renovación llegaba tan tarde que incluso era negativo que esta red social se siguiese asociando a “MySpace”…

La explicación oficial, lógicamente era que el nuevo logo hacía alusión al “espacio” en blanco que siempre supuso MySpace para el usuario.

Sea como fuere, Myspace sigue perdiendo usuarios, por no hablar de los que, directamente, ni siquiera volverán a entrar para cerrar su cuenta.

Como hemos visto, quizá los contínuos y tan criticados constantes cambios actuales en la estructura de Facebook o Twitter, sean algo necesario para revitalizar un proyecto por exitoso que sea.

angeldelolmo

Comments: 7

  • Rubén García
    14th Julio 2012 11:54 am

    Y finalmente las redes sociales web al uso desaparecerán en favor de aplicaciones de chat móvil.

  • Enrique
    15th Julio 2012 10:41 pm

    Podría ser Whatsapp considerada una red social? Yo con los grupos cada vez más pienso que es un híbrido

  • Pingback: Redes sociales que quedaron obsoletas
    16th Julio 2012 10:40 am
  • Castor
    16th Julio 2012 11:06 am

    Sólo un par de detalles, Donde dices “el chat de Facebook o incluso Skype (comprado por Facebook, por cierto)”, hay un error, ya que fue Microsoft la que adquirió Skype.

    Y en el punto donde comentas que “Rupert Murdoch se deshizo de ella por 26,4 millones de euros (la compró por 437,5 millones en 2005)”, hay que matizar que Murdoch no perdió dinero, ya que la publicidad que ingresó en anunciantes fue de 900 millones de dólares, así que la inversión no le salió tan mal.

  • carloswes
    16th Julio 2012 8:35 pm

    Yo fui un fiel usuario de fotolog, pero no supieron renovarse a tiempo. Con Instagram todo cambió y fotolog nunca se animó a sacar una app móvil que bien podía haber despegado perfectamente entre sus usuarios. Una pena la verdad, pero ahora mismo no cambio instagram por nada 🙂

Post a Comment

*